Decidir

Es tan irreal. Con esa frase empiezo mi segundo post, dos meses después del anterior, que estaba lleno de amor incondicional a una persona que me enseñó lo que significaba el verbo amar. Sus lecciones me permiten ahora tener un corazón 580% más grande y más humano. No puedo dejar de agradecerlo. Este año ha sido – y eso que aún no acaba – excepcionalmente hermoso, el mejor de mi vida.

Hace unos días le dije a una amiga que lo que más me dejaba sorprendida de vivir, es que uno nunca para de conocer personas maravillosas, y que los corazones llenos de bondad y de buena vibra están por todos lados. Dichosa yo, que me tocó conocer a tantos de esos corazones juntos, al mismo tiempo, y dentro de un salón de clases.

Hoy mis alumnos de la U me dieron un regalo sorpresa, en “agradecimiento” por haber trabajado para ellos. Es irónico porque JAMÁS esperé algo a cambio, sus sonrisas luego de cada actividad que hemos tenido a lo largo del año, han sido para mí más que suficiente, y hoy con su regalo solo recibí una avalancha de amor inesperada. Alaaa, se sintió demasiado DEMASIADO bonito. Tanto que sigo literal temblando y no dejo de sonreír como cojuda. Yo jamás hubiera imaginado que habían tantas personas que me querían. Ahora solo puedo agradecer infinitamente a la Vida por ponerme en donde estoy. Por regalarme este trabajo que no tiene nada de trabajo. Que es un solo de cosas hermosas. Solo me pregunto por qué Dios no se cansa de permitirme vivir cosas tan lindas? Y mi respuesta es única, cuando una hace las cosas con puro corazón, dejando el alma, solo puede salir, al final, todo BUENO. Y no por la recompensa, sino porque, qué significa que esos chicos me quieran un poquito? Significa que han aprendido a sacar de ellos lo bueno que llevan dentro, y que muchas veces nos cuesta sacar. Aprendieron a DAR. Aprendieron a VALORAR. Aprendieron a SER. Y el solo hecho de saber que yo fui parte de ese aprendizaje me llena de deseos de seguir haciendo las cosas para los demás. Cuando una deja el egoísmo y solo se enfoca en dar, nada puede fallar. Me ha costado tanto entender esto que agradezco a la vida ahora poder transmitirlo y hacer el camino más amable a otros.

Soy la profe más dichosa.

No sé cuánto tiempo más vea sus caritas y me llene de orgullo al verlos avanzar, pero sé que estarán en mi alma toda la vida. Max. Fiama. Grazia. Vale. Jime. Paulo. Giovanna. Joseph. Anthony. Paula. Nicole. Lucho. Tagle. Espozzito. Paul. Mariana. Pamela. Mauricio. Jorge. Rafael. Diana. Ximena. Angélica. Diego. Olenka. Santiago. Hiroyuki. Vania. Kennethy. Renzo. Luciana. Miguel. Roy. Rodrigo. Ale. Y 400 alumnos más que me llevo en el corazón.

Hoy no pude decir nada más que gracias. Pero mi huracán de emociones no cesa hasta ahorita. Hoy ha sido uno de los mejores días de mi vida y solo deseo que cada una de las personas en este mundo pueda sentir alguna vez lo rico que se siente recibir tanto amor. Solo esto basta para ser feliz por siempre. Lo descubrí este año, mi corazón, literalmente, no es mío sino del mundo. De ellos. De todos.

Aún recuerdo el 01 de enero de este año y me parece increíble TODO lo que me ha pasado. Parecen 10 años juntos. Solo recuerdo ver el sol salir desde el mar en Florianópolis, rodeada de energía hermosa, y en ese momento dije: este año va a ser el mejor. Y no me equivoqué!! Deseo que intenten decretar algo así, porque DE VERDAD se cumple. Colócate en el lugar y con las personas correctas, estas pueden o no quedarse en tu vida, pero si te imprimen cosas buenas en ese momento, basta y sobra para disfrutar haberlas conocido.

Los años pasan y yo solo me siento más viva. Mis caídas, mis muertes a lo largo de este año y de todos los años anteriores, TODAS han cobrado sentido. Agradezco TODO lo que me ha pasado, todos los golpes que recibí. Todo el dolor que sentí. Todas las veces que no pude levantarme. Todas las humillaciones y auto humillaciones que permití. Agradezco a todos aquellos que se fueron. Y también a los que boté de mi vida. Todos fueron parte de la construcción de mi vida, que a mis 28 años, recién empieza.

 

*La de la imagen fue la tarjeta fue la tarjeta que me dieron, y un dije precioso. Pero lo más lindo fue que todos se juntaran y me esperaran para darme tanto cariño en sus miradas buenas. Los amo mierda.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s